Planificación y etapas de todo proyecto

Compártelo
Planificación y etapas de todo proyecto

La planificación de proyectos implica la organización sistemática de varias tareas a realizar y los recursos necesarios para realizar estas tareas.

Por lo tanto, la planificación del proyecto implica la ejecución de un plan de acción para todas las fases del proyecto. En este sentido, hablamos de una organización sistemática porque implica una serie de actividades. También necesita saber lo que tiene o puede tener para lograr sus objetivos.

¿Por qué es importante la planificación de proyectos?

Cuando surge algo que no esperábamos, la improvisación puede ser la solución. Sin embargo, no se recomienda hacer esto durante el proyecto. Si bien es cierto que algunos procesos parecen simples, la mayoría de ellos son muy complejos.

La planificación se convierte en una actividad imprescindible. Por lo tanto, necesitamos saber qué queremos y cómo lograrlo para que podamos tomar medidas correctivas cuando cometemos errores. Un buen plan es fundamental si queremos desarrollar una idea, un nuevo método de producción, un avance tecnológico o cualquier otro proyecto.

¿Cómo hacer la planificación de proyectos?

A continuación, veremos los pasos que debes seguir para planificar correctamente tu proyecto. Por otro lado, debemos saber que son importantes porque nos permiten planificar actividades y el tiempo que dedicamos a cada actividad. Además, no se puede ignorar que la planificación es una de las fases de la implementación del proyecto.

  • Lo primero y más importante es saber exactamente lo que queremos: necesitamos definir el alcance del proyecto. Para ello, necesitamos conocer todos los detalles de lo que pretendemos conseguir.
  • Por otro lado, como complemento al paso anterior, es necesario analizar la factibilidad: de nada sirve una buena idea si no es factible. Esto significa que el proyecto debe poder implementarse en condiciones adecuadas.
  • También es importante saber cuál es nuestro presupuesto y qué recursos queremos (incluidos los humanos): Esta fase del proyecto nos permite encontrar inversores, socios, colaboradores e incluso empleados.
  • Por otro lado, es necesario aclarar los diferentes flujos de trabajo. El tercer paso consiste en considerar cómo iniciar el proyecto. Es necesario definir cuáles serán las tareas o actividades y cómo se realizarán. Cuanta más información incluyamos, mejor.
  • Evaluación de resultados: ahora es necesario describir cómo se revisarán y evaluarán los resultados del proyecto. Se debe conocer el indicador, parámetro o variable a medir. Este paso es importante para desarrollar posibles arreglos y planes de contingencia. Todas estas fases concluyen con la elaboración de un informe, que se convierte en el plan del proyecto.

Planifique su proyecto para el éxito

La planificación de proyectos puede ser un proceso difícil, pero puede valer la pena si se hace bien. El plan tiene muchas ventajas:

  • Tienes una perspectiva global de los proyectos.
  • Todo el equipo está alineado en el logro de metas.
  • Puede identificar necesidades y problemas con anticipación.
  • Puede ahorrar tiempo de decisión durante la ejecución.
  • Cumples con el plazo.

Un buen plan es, por supuesto, lo que decíamos al principio, un plan que se adapta a medida que evoluciona el proyecto. Para ello son importantes los métodos ágiles (Scrum, Kanban...) y su apuesta por la mejora continua.

Si deseas ampliar esta información, no dejes de inscribirte en el Programa Internacional en Project Management de CEUPE.

Valora este artículo del blog:
La publicidad
Planificación de un evento
Compártelo
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Domingo, 05 Febrero 2023